Shana Dixon, la joven que ha inspirado a otras mujeres a aprender y crecer profesionalmente en su comunidad.

Share This:

G32A9448

Shana Dixon tiene 25 año y ha estado trabajando en las obras de agua y saneamiento desde hace 2 años. Foto: Eduardo Hastin /WaterAid.

 

La joven Shana Dixon ha vivido toda su vida en Wawa Bar. Ella vive con su esposo y dos hijos Shanali de 4 y Bari de 7 años. Las condiciones de vida no siempre han sido favorables en la comunidad de Wawa Bar, pero la actitud cariñosa y motivada de los miembros ayuda que la comunidad próspera.

Debido a circunstancias imprevistas Shana dejó la escuela después del quinto grado. Ella ha estado navegando la vida como una adulta. En 2015 Shana fue una de las mujeres que recibió capacitación vocacional sobre cómo construir tanques de recolección de agua de lluvia desde entonces, ella ha ayudado a construir 9 tanques incluyendo uno para su mamá.

Recientemente, Shana formó parte del equipo de 5 personas que comenzó a construir un tanque de recolección de agua lluvia en Casa Albergue, una organización que ayuda a niñas y mujeres que son sobrevivientes de violencia sexual. El tanque está destinado a beneficiar a las 22 mujeres y niñas que viven en la casa albergue de Nidia White.

Ella está feliz de ser parte del equipo de mujeres que han aprendido un nuevo oficio, y ahora es un modelo a seguir en su comunidad inspirando a otras mujeres a aprender y crecer profesionalmente.

Shana espera volver a la escuela para seguir una carrera de enfermería.

En cuanto a sus hijos, ella espera que continúen estudiando y se conviertan en profesionales en las  carreras que deseen –

“Ojalá sea en la carrera de enfermería o en la docencia”.